Estoy Cansada De Ser Mamá

Sí, es la verdad. No me da pena decirlo, ni me siento dueña de este sentimiento. No me siento auténtica por platicarlo ni me siento contenta tampoco. Sé que es parte de mi vida, del trabajo que tengo, de la historia que llevo. Sé que es parte de mis buenos, regulares y malos días. De las largas e interminables noches. Sí, es la verdad, y no me da pena decirlo, pero a veces, como hoy, estoy cansada de ser mamá.

En esta lucha por ser la mejor mamá, he decidido hacerme un descuento. Me encuentro entonces, tratando de sobrevivir un rol mucho más neutral, más básico. Tratando de al menos ser, una “suficientemente buena mamá”. En este enredado, organizado y monótono mundo en el que vivo, intento dar todo de mí y muchas veces siento que no soy ni el 10% de la que era. De la que alguna vez fui. De la que quisiera o pudiera ser.

A veces, en esa lucha nocturna entre mi lado mental positivo y el negativo, llego a un acuerdo donde consigo seguir sintiéndome una buena madre por al menos mantenerlos vivos, sanos y felices. Un día más, y entre regaños, frustraciones, acuerdos y negociaciones, entiendo que no puedo juzgarme tanto. No puedo ser tan dura conmigo misma. Empiezo a suponer que a todas nos pasa. A la mayoría al menos, y me duermo más tranquila. Me desmayo con más sutileza.

Y es que cuando logro tener unos minutos para mí, unas horas, o días -si es que me va demasiado bien y recibo vacaciones-, me toma, al regresar, un par de segundos volver a sentir ese abrumador cansancio. Me reciben mis hijos con un abrazo y un beso delicioso, y agradezco a Dios lo que me ha dado. Pienso, ¡qué bendición ser mamá!… Pero tres minutos después… me encuentro tratando de arrastrar las palabras para intentar seguir educándolos, antes de perder la cabeza y soltar en voz baja un “ya no puedo más”. Entonces, entre eso, y lo otro, y lo mismo, y lo de siempre, acabo agotada. No quiero saber de nada, ni de nadie.

Lavarme los dientes en la noche es el último gran pendiente antes de meterme a la cama sin querer hacer un sólo ritual más. Ni siquiera hablar con la almohada que me espera ansiosa para despegar juntas al más allá. Un lejano y delicioso mundo que nunca me dejan disfrutar por completo. Me hace creer que regresaré mejor, descansada, llena de energía… pero no es real. Siempre se interrumpe el viaje, una, dos o tres veces por noche. Cualquier excusa es buena pera estar en ese intermitente sueño que no repara nada. Un miedo o dos, una cama mojada de pipí, tos permanente, gripa, alergias, hambre… siempre hay algo nuevo. Es mágicamente devastador.

El otro día, en una cena, una amiga me dijo “y en realidad siento que tener hijos aleja a las parejas”. No sé si me dejó muda o con el estómago revuelto. No sé si me sentí aterrada o identificada. Y es que evidentemente no soy la única que vive este asqueroso y eterno cansancio. Mi marido también. Somos dos zombis que salen de casa verdes de cansancio y regresan un poco más amarillos de noche. Rogando que el ritual de dormir a los niños, esta vez, sea más corto. A veces pareciera que nos leen la mente, porque entre más cansados nos ven, más largo lo hacen. Un cuento más, una lechita más, un berrinche más, un beso más…

Él arrastra su saco, yo mis pants de yoga. Una yoga a la que ni voy, pero al menos sirve para verme un poco más vestida y activa. Una mamá, “suficientemente buena”. No la que se peina a las 7 am para conquistar el mundo en tacones. No la que va al gimnasio a las 6 am y regresa revitalizada con un jugo natural y una barra orgánica en la mano. No, esa no soy yo. Yo soy la que quisiera poder ser mamá una semana sí y una no. Pero sin sentir culpa. Como si fuera algo natural. Como si así fuera la especie humana.

Y es la verdad, no me da pena decirlo. Cuando estoy sola con mi esposo, después de haber dormido a todos, ya no sabemos cómo vernos a la cara sin quedarnos dormidos. Los temas se reducen a niños y trabajo, y ninguno es apetecible. No a esa hora. Esta de más decir que el celular sale corriendo de las bolsas, de los burós, de las sábanas para pararse frente a nosotros y rescatarnos de esos momentos de silencio. De pequeñísimas muertes. Porque nuestro proyecto principal se han vuelto ellos. Y ellos nos desgastan tanto, que… no queda nada de qué hablar. A veces una abrazo. A veces un beso. A veces un pleito. A veces dos palabras. A veces todo, a veces nada. Sin culpas, solo ese fantasmal cansancio.

Hoy me siento así, enjaulada en mi maternidad. En este trabajo. Y no pido permiso para quejarme, porque es mi vida. Es mi historia. Todos nos quejamos de algo, a veces. Hoy me quejo de este rol de madre que tengo tatuado en todas las partes de mi cuerpo. Que no me deja desconectarme nunca. Que me corretea con un “mamá” constante, constante, constante. Que no me da libertad ni para ir al baño. Ni para dormir. Ni para leer o pensar. Tal vez en unos meses se me quite, como dicen. Tal vez tome unos años. Y tal vez, unas risas me sorprendan haciéndome olvidarlo todo para sentirme mucho mejor… pero hoy, estoy así. Sin ganas de ver los mensajes positivos en las redes sociales, ni de platicar con mamás híper activas, híper exitosas e híper felices. Sin ganas de fingir tener todo bajo control.

Entonces, en caso de que sea la única en este mundo que se siente así, termino concluyendo, como muchas dicen; “claro que los amo, pero me agotan”. Sí, sí adoro a mis hijos, con toda mi alma. Sí, sí son la bendición más grande en el mundo. No me arrepiento de tenerlos, nunca lo haría. Amo sus ojos, sus bocas, sus manos y sus pies. Amo su presencia en mi casa. Su existencia y sus voces. Pero también amo sus silencios. Cuando juegan solos. Cuando no me buscan, no me gritan, no tocen, no me lloran. Verlos tranquilos, dormidos, sin discutir, sin contradecirme. Cuando están un par de horas en las escuela, entretenidos, felices… sin mí.

Y sí, también es la verdad que siempre me sentiré esa “no tan buena mamá” por dejarlos ver la tele de más para descansar un poco. Por darles ese chocolate que no debía por ahorrarme el pleito. Me sentiré tonta por dormirlos en mi cama y evitar las explicaciones. Culpable por dejarlos no lavarse los dientes de vez en cuando y llevarlos tarde a las clases por no querer gritar más fuerte. Por no ser más exigente para que coman todas las verduras y las frutas que necesitan. Irresponsable por caer en el capricho de otro juguete nuevo, y por no exigir todos los perfectos modales que deberían tener. Finalmente, por dejarlos con otras personas para que los cuiden y poderme escapar unos momentos a respirar, a ser “productiva”, o al menos dormir. Pero es que también, en esta realidad, en esta lucha constante por ser una “gran mamá”, una “suficientemente buena mamá”, o una “mamá normal”… me pierdo a mí misma. Me agoto de ser simplemente eso, una “mamá”, y al final, aunque hago lo mejor que puedo, sé que muchas veces lo hago mal por estar así, tan, pero tan cansada.

67 Comments

  1. Mariana

    Uff, gracias…

    • Debbie Chamlati

      Gracias a ti por leerlo! Un abrazo.

  2. Rosa

    Gracias, gracias, gracias, por tener el valor de escribir y hacer público lo que a tantas nos aterra aceptar.

    • Debbie Chamlati

      Gracias a ti por leerme y escribirme. Un abrazo.

  3. marsolaire

    La real y mas sincera explicación de el ser madre . Sabias palabras tocaste justo en el punto de lo q se siente

    • Debbie Chamlati

      Gracias por leerme y por tu mensaje. Un abrazo.

  4. Mamá solo eso, solo mamá

    FUERZA

  5. alejandra

    uf, me siento igual!!!. Pensé que ea la única!

  6. alejandra

    uf, me siento igual!!!. Pensé que era la única!

  7. Eli

    Sabes,gracias por escribir esto,gracias porque te metiste dentro de la vida de muchas madres y plasmaste en cada línea justo lo que sentimos,lloré mientras lo leía.

    • Debbie Chamlati

      Eli gracias a ti por leerlo y por tu comentario. Te mando un abrazo fuerte.

  8. MELISSA GONZÁLEZ

    Lloré con esto, no se como puede haber mamás super perfectas, yo pido a gritos un día sin mi hijo y no, no es porque no lo quiera sólo necesito un descanzo, y odio tener que recibir a mi esposo de malas cada noche es simplemente muy cansado ser madre

    • Debbie Chamlati

      Melissa, gracias por tu comentario. Creeme… somos muchas las que sentimos lo mismo. Te mando un abrazo fuerte.

  9. María

    Busqué en Google cansada de ser mamá… y apareció tu blog. Siento que ya no tengo vida, que soy un ente que va y viene recogiendo ropa y juguetes del suelo, preparando comidas que les gusten a todos y tratando de ordenar el caos que es mi casa y mi vida. Creo que me equivoqué… no sirvo para mamá. Termina el día y me quitan las últimas fuerzas que me quedan… y las ganas de llorar. Solo esperar que crezcan, Que mis rayes no les causen traumas de mayores y algún dia recuperar mi vida y mi libertad… aunque ya estaré vieja para eso… No pensé que era tan difícil. Aunque por suerte ejerzo mi profesión, la verdad es que en el trabajo descanso. Mi mente se relaja un poco, 5 horas al día.
    El otro dia mi hermana, que tiene una nena de 2, me dice que aveces dice, quiero que me devuelvan la vida que tenia…
    Y pienso, porque nos condenamos? porque juzgamos a las que deciden no tener hijos… me quedan unos 11 años más para la mayoria de edad de la menor… parece una especie de condena. Con mi marido cero vida de pareja, todo gira en torno a ellos y el cansado, cena y se va a dormir…
    Quisiera huir lejos sin sentirme culpable. Quisiera morir muchas veces. Quisiera creer que hay otra yo por el mundo, que cumplió sus sueños de libertad, de viajar por el mundo, de vivir sola e independiente en una gran ciudad.

    • Debbie Chamlati

      María, no solo no estás sola… hay millones de mujeres que sienten exactamente lo mismo que tu. Solo quiero que tengas cuidado que lo que sientes no se convierta en una depresión post parto clínica. A veces creen que esa depresión solo dura días, pero no, puede durar años. Cuídate y lo que necesites, cuenta conmigo. Un abrazo. Gracias por tu mensaje y por tu confianza.

    • Brenda

      Además de la autora de este texto, me identifique con tu comentario yo también busque cansada de ser mamá… Solo me queda llorar en silencio y esperar 😢

  10. Gracias por tu artículo, me siento súper identificada…sólo que mi hijo tiene 5 años y se comporta como uno de dos (retraso psicomotor) hace unas pataletas de miedo y es a cada rato.
    La otra vez salió con mi marido y se demoraron más de lo normal..yo pensé que le había pasado algo, me puedes creer que sentí que me devolvian mi vida al pensar que el no iba a regresar? Me dio alegría
    A veces pienso que estoy media trastornada por esos pensamientos..
    Pero bueno la vida sigue y hay que tratar de que sea lo más decente y feliz posible tanto para él como para mi.
    Gracias linda!

    • Debbie Chamlati

      Erika, no solo te agradezco tu comentario sino que también te puedo decir que te entiendo. El amor de madre es inmenso, y es una dedicación absoluta… incluso más cuando los hijos tienen alguna complicación intelectual, psicomotriz, emocional, o cual sea el caso. Solo quiero pedirte que estés segura que lo que sientes, es solo cansancio de mamá o algo más serio que se llama “depresión”. Porque cuando uno se siente enjaulado en situaciones frustrantes que te rebasan, es posible caer en una depresión con pensamiento sumamente negativos y hasta suicidas. Te pediría que intentes tomarte un día para platicar con un profesional y decirle lo que sientes. Al menos leerle lo que me escribiste y encontrar apoyo en alguien cercano a ti. Pensamos que tenemos que aguantar TODO porque somos mamás y es lo que nos tocó. Sí, es lo que nos tocó pero también nos afecta, para bien y para mal. Hay que cuidarse a una misma también. Cuenta con mi apoyo siempre. Un abrazo fuerte.

  11. Macarena

    100% identificada con todo lo que escribiste.Soy mamá de 3. 6,3 y 5 meses y hay días como hoy en que estoy aburrida de todo,sobre todo de la rutina y que mi vida gire en torno a la casa y los niños.La única ilusión que me queda es que en algunos años más irán a la escuela y yo tendré un momento de espacio para estar sola.
    Mucha fuerza para todas las mamás inmigrantes,que por algún motivo tuvimos que partir de nuestra tierra a un lugar diferente,mucha fuerza!

    • Debbie Chamlati

      Macarena, somos muchas las que te entendemos. La ansiedad de ver las horas pasar lento y sin productividad. Ser madre es enorme pero sí es deprimente también. Cuenta conmigo para lo que necesites. Y como dices, el tiempo pasa y los niños crecen. Un día sentirás nostalgia al ver fotos de ellos pequeños y pensar que no siempre pudiste disfrutarlos. Es normal, pero que eso sea tu motor para seguir. Y si sientes que tu depresión es demasiado fuerte, no dudes en ir a platicar con un profesional. Te puede mejorar mucho la calidad de vida. Un abrazo fuerte.

  12. Carolina

    Me siento muy identificada contigo Debbie y con muchas mamás que contestaron el blog. Que bueno saber que que hay varias mujeres por las que estamos pasando por lo mismo.

    • Debbie Chamlati

      Gracias Carolina! Te mando un fuerte abrazo.

  13. Ana

    GRACIAS! justo lo que necesito en estos momentos. GRACIAS! Me siento super identificada, me cansa ser mamá, pero amo a mi pequeño y daría mi vida por él.

    • Debbie Chamlati

      Ana, gracias por leerme y por tu mensaje. Pues sí, somos mamás y los amamos, pero también nos cansamos. Y mucho! Te mando un abrazo.

  14. Vicky

    no puedo parar de llorar, me leo a mi misma en cada renglón, gracias…

    • Debbie Chamlati

      Vicky muchas gracias por tu mensaje y por leer el artículo. Tr mando un abrazo fuerte.

  15. yo pensé q era mala madre por pensar o sentirme de igual manera pues es un tabú q nosotras las madres nos sintamos así por q creen q somos de plástico es muy frustrante q tu vida no vuelva hacer igual gracias por hacerme sentir q no soy la unica con este sentimiento gracias de verdad por tu sinceridad.

    • Debbie Chamlati

      Gracias por leerme y por tu mensaje. Me encanta que hayas logrado hacer paz con tus sentimientos. Que te des chance de sentirte como te sientes. Te mando un abrazo fuerte.

  16. Brenda

    Llevo tiempo sientiendome culpable por que creo que soy una mala madre 🙁
    Veo a muchas que manejan la relación con los hijos, el marido, el trabajo, todo a la perfección y yo simplemente no puedo!!! Tengo 3 hijos + mi marido, el más pequeño tiene 7 meses, por ahora yo solo soy “la mamá”, dejé de sentirme mujer, de sentirme deseada, la verdad estoy cansada de ser la mama, me urge la atención de mi esposo, sentirme atractiva como antes, sentirme interesante. Pero ahora toda mi vida gira en torno a mis hijos, trato de hablar con mi esposo y siento que mis palabras se las lleva el viento, el no comprende como me siento, el se la pasa trabajando, llega a casa cansado derecho a dormir. Yo soy la encargada de la casa, hijos, tareas, lavandería, comidas, pagos, deportes de mis hijos, siento mucha responsabilidad sobre mi y nada de ayuda. No siento el apoyo de mi esposo y para colmo vivo lejos de toda mi familia. Me siento totalmente frustrada, estresada y cansada. Pero leer tu blog, me hizo sentir un poco menos culpable, veo que no soy la única en sentirse así. Gracias.

    • Debbie Chamlati

      Me encantó leerte. Gracias por compartirme tus sentimientos. Como verás, no estás sola. Son cantidades y cantidades de correos los que he recibido de mamás, que al igual que tu y yo, están agotadas. Gracias por leerme. Te mando un abrazo.

  17. May

    :c vivo completamente igual abrumada creo que llevo unos meses ya en depresion tengo 21 años y llevo asi desde los 17 que quede embarazada….
    Extraño ser quien solia ser, una charla con amigas, tener tiempo para mi, no hay ningun tipo de descansos
    Es agotante y horrible
    Yo si estoy cansada por no decir harta de ser mama y pensar que sera asi muchos años mas me deprime mas… el no haber tenido la dicha de disfrutar la juventud que cuando quiza pueda tener algo de libertad sere vieja…. :(((((((((((

    • Debbie Chamlati

      Te entiendo y somos muchas las que hemos sufrido depresión al convertirnos en madres. Es cierto que te tocó muy joven pero no por eso tienes que soportar vivir en depresión. Tienes que pedir ayuda porque créeme que puedes vivir mucho mejor y feliz aun teniendo las responsabilidades que tienes en tu juventud. Te mando un abrazo fuerte y te agradezco leerme y escribirme.

  18. Carla

    Ufff… Qué duro ser madre. Solo espero que mis explosiones no le causen mayores problemas en su vida. Hay veces que simplemente necesito gritarle, y lo hago, cansada, fastidiada, harta le grito con todas.mis entrañas y cuando llora pidiendo por mí me siento la peor basura del mundo…es que hay días en los que sinceramente no doy a más y me sale la mierda a gritos.

    • Debbie Chamlati

      Carla, no te sientas mal, pero pide ayuda. De verdad no lo dejes. Ni tu tienes por que sufrir, ni tu hijo vivirte enojada y frustrada. Tu vida puede mejorar mucho. La de ambos. Y disfrutar la maternidad. La depresión es muy dura. Cuenta conmigo para lo que necesites. Un abrazo.

  19. Erika

    Lo peor es cuando no sabes a quién acercarte para que cuide de tus hijos, porque deseas escapar una tarde, Rinat café con una amiga, respirar sin escuchar un infinito “mamá” y oir a tu madre decirte, son tus hijos, nadie te mando que los tuvieras, Haste cargo de ellos 😭 en serio siento una desesperación horripilante, mi esposo se fue lejos a trabajar y estoy sola con dos y la vida es sumamente repugnante, entre enfermedad de alguno, fiebres, peleas, y sintiendo que por querer escapar eres una mujerzuela que seguramente que irse a acostar con otro hombre, (ideas de mi madre) estoy desesperada, si me hubiera enterado lo que era la maternidad antes de ser m mamá, no hubiera tenido hijos, lo juro

    • Debbie Chamlati

      Erika, te entiendo. No, no es fácil. Y sí, es tu responsabilidad. Pero no por eso debes de sufrir. Ni tu, ni ellos. Si sientes que estás deprimida, no lo dejes, pide ayuda. Con un psiquiatra o aunque sea un psicólogo. Tu vida cambiará totalmente al escucharte hablar y al recibir consejos. No eres la única así. He recibido cartas infinitas de mujeres viviendo exactamente lo mismo. Sí es una bendición tener hijos pero es sumamente agotador. Hay que saber darle la vuelta, cambiar patrones de pensamientos, y disfrutar lo más posible. Te mando un abrazo.

  20. Mar

    Gracias, me siento así de vez en cuando.
    Gracias .

    • Debbie Chamlati

      No lo dudo. Muchas nos sentimos así. Gracias por leerme y escribirme. Un abrazo.

  21. Lau

    Quisiera escribir alguna reflexión sobre la maternidad..pero estoy muy cansada..

    • Debbie Chamlati

      Jajaja te entiendo! Gracias por leerme!

  22. Antonia

    Te leo y me veo. Me siento constantemente una mal agradecida. Colapso y siento que no debo quejarme. Tengo una hija sana , amorosa e inteligente y aún así me quejo… La regaño y ella me sale con un ” te quiero mami”… Me ama aunque a veces me comporte como un ogro por lo agotada que estoy de ser mamá. Yo la amo pero me siento poco digna de ser su madre. Pienso que no se merece este estropajo de ser humano en el que me convertí y que no sé cómo mejorar.
    Pero ellos te aman igual… Esa es mi única fuerza.

    • Debbie Chamlati

      No seas tan dura contigo. Créeme, no estás sola. Somos tantas las mamás que sentimos lo mismo. Date chance de sentirte así. No es falta de amor a ella. No es mala maternidad. Es agotamiento. No te juzgues. Cada día será distinto. Un abrazo y gracias por leerme.

    • Debbie Chamlati

      Necesitas tiempo para ti. Urgente. Despejarte. Es la única manera de poder disfrutar los momentos con ella. Y analiza si el mal humor es solo con ella. Gracias por leerme. Un abrazo!

  23. Patty

    Yo también ando harta…encima que mi hija de 4 años no quiere dejar los pañales (estoy hartísima de cambiarlos, sin contar el tremendo gasto), estar detrás de ella todo el día, no tengo ni pareja hace años…siempre ajustada con la plata….siento que no tengo vida

    • Debbie Chamlati

      Te entiendo. Enloqueces. Son tantas responsabilidades más luego la culpa porque sabes que tu niña no tiene la culpa. Creo que te puede ayudar platicar con alguien. Sé que estás ajustada de dinero pero una sesión tal vez. Y acuérdate que todo todo pasa. Poco a poco pero pasa. Gracias por leerme. Un abrazo fuerte!

  24. Elvia

    Siento como si fuese yo quien escribió todo siento que no puedo más se que soy la peor mamá pero es que es tan frustrante algunos días es increíble como se puede aparentar felicidad y si amo amis hijos pero es que es tan difícil hacerlo sola

    • Debbie Chamlati

      Creeme, ni eres la única ni eres mala. Es normal. Muy pesado.

  25. Aleevzlaa

    Muchas gracias!!! Me Tranquiliza saber que no soy la unica mamá en el mundo en sentirse así. AMO a mi bebé más que a nada en el mundo (tanto que aveces hasta lloro de la ansiedad que me da el pensar que pudiera pasarle algo) pero de verdad que me canso y tengo muy Poca paciencia. No se si sea por el hecho de que no planee el embarazo y a veces pienso que no estaba para Nada lista pero aun así me hice responsable yo y mi novio porque estoy super en contra del aborto jamás lo haría y jamás lo pensé. Pero no se si tenga que ver el hecho de que tenía muchos sueños, muchas cosas inconclusas, me encanta viajar y ser independiente. Más que nada me Encantaba mi “soledad”. Siempre he sido una persona muy solitaria y estaba acostumbrada a eso. Cuando nació mi bebé fueron días muy oscuros ya que pasaron meses sin poder dormir más de 2 horas seguidas y en mi cama y cabe recalcar que mi bebe es DE ALTA Demanda y vaya!!! Se que si les digo que apenas tiene 1 año y 4 meses se van a reír y me van a decir que no aguanto nada que lo que me falta y me imagino que si faltan muchos más berrinches o cosas por pasar., pero creeme cuando te digo que este bebe de un poco más del año parece de 3. De verdad que tiene un carácter muy difícil y por todo hace unas Rabietas del demonio. Lo amo tanto pero extraño tener un poco de tiempo para mi, poder volver a viajar algunos días sin que me tachen de mala madre por dejarlo, extraño ir a algún lugar a cenar sin tener que irnos lo más rápido posible ya que se pone a hacer unas rabietas y a llorar en público que es molesto y nos tenemos que ir. Extraño ser YO la mujer loca y divertida y cero cansada que solía ser. Ahora cada vez más me siento atrapada casi Todos los días en una rutina cansada y monótona. Siempre es lo mismo exactamente y eso me come lentamente. Como puede ser posible querer tanto a un hijo y a la vez querer “escapar” por un momento de esa vida? Me siento fatal solo de pensarlo por eso di con este blog tuyo. Y de verdad te agradezco por tener el valor de publicar algo tan tabú para todos pero de verdad me siento mejor en saber que no soy la única y que aparentemente es normal.

    • Debbie Chamlati

      Te entiendo perfecto y te agradezco por escribirme. No solo por tenerme la confianza, sino porque sé que al sacarlo de tu pecho y darte cuenta que no pasa nada, te sientes mejor. Hay miles y millones de mujeres sintiendo lo mismo que tu. Lo único bueno y malo es que todo pasa. Crecen. Se acaba lo pesado y llega la melancolía. Te mando un abrazo fuerte.

  26. Lilibom

    Siempre digo todo llega y todo pasa pero hoy terriblemente hoy siento no poder mas he llorado y llorado quisiera ser una excelente madre ejemplar hija y esposa pero todo es oscuro y absurdo mi hija de 4años la amo la adoro pero su comportamiento me avisma hasta el punto de decir no puedo mas solo quiero cerrar mis ojos y no abrirlos mas …….

    • Debbie Chamlati

      Sabes, a veces queremos ser “super mamás” y no funciona. Hay un término que es “good enough mom”. Quiere decir, ser una mamá suficientemente buena… y ya. Ni la mejor, ni la peor. Solo ser, estar. Todo pasa. Y como verás, no estás sola. La amas, eso no lo dudes. Lo otro, es normal. Date chance de sentirlo y respirar sin culpa.

  27. Lili B

    Siempre digo todo llega y todo pasa pero hoy terriblemente hoy siento no poder mas he llorado y llorado quisiera ser una excelente madre ejemplar hija y esposa pero todo es oscuro y absurdo mi hija de 4años la amo la adoro pero su comportamiento me avisma hasta el punto de decir no puedo mas solo quiero cerrar mis ojos y no abrirlos mas …….

  28. Marah

    A mi me pasa igual que Antonia. No me siento que sea digna de ser su madre. A veces pienso que debería desaparecer de sus vidas y dárselos al padre y a su familia porque tienen más paciencia, y más energía. Yo estoy harta de todo, ya no puedo con tanta responsabilidad. Y si, fui al psicólogo pero de verdad no veo La Luz aún puffff me apetece volver a ser adolescente sin responsabilidad ni de niños ni de marido, incluso irme a otro país , huir porque era mi sueño ser madre y ahora se ha convertido en mi pesadilla porque no lo estoy haciendo como me gustaría porque no puedo más.

    • Debbie Chamlati

      Yo no soy psiquiatra Marah, pero por mi experiencia creo que necesitas medicarte para poder sonreír de nuevo, tolerar y ver un poco de luz. Ser mamá es el trabajo más duro de la vida. Pero también, el más hermoso aunque se nuble diario por berrinches y exigencias. Trata de darte espacios sin culpa. Y trata de recordar con frecuencia que TODO PASA. Un día, pronto, tendrán 13 años y no mencionarán el “mamá” prácticamente nunca. El tiempo es el presente. Somos muchas abrumadas y cansadas. Eso ayuda para que sepas que no es odio, y que no es que realmente te quieras fugar… es que estás TREMENDAMENTE CANSADA!

  29. me gusto mucho leer tu blog pense que era la unicoatengo 2 pequeñas una de 2 años y 9 meses y la otra bb de 5 meses a pesar de que mi mama cuida de mis bebes mientras estoy en el trabajo llego a casa y me las entrega tengo q atenderlas hacerles comer siento que soy una mala madre x q constantemente regaño a la mayorcita,solo quiero dormir pero llegado la hora no puedo ni dormir bien me siento histerica y frustada ser mama es muy agotador siento q ya no aguanto mas a veces me dan ganas de irme de casa pero siempre pienso en ellas q es mi responsabilidad no estoy con el papa de mis hijitas por que el trabaja lejos solo los fines de semana estamos juntos y el tb no tiene paciencia con mis nenas se irrita muy rapido y yo estoy con ellas dia y noche me siento mal como madre en el trabajo tal vez encuentro la paz q necesito pero salgo del trabajo y voy corriendo a ver a mis nenas creo q no sirvo para mama,necesito me espacio mi tiempo para mi gracias por escucharme kisiera gritar o estar sola hasta pense en irme a un hotel y quedarme un dia en una habitacion y estar sola y dormir y dormir

    • Debbie Chamlati

      Primero que nada, acuérdate que nadie fuimos a una escuela de madres. Están haciendo no solo lo mejor que puedes, sino también LO MEJOR QUE SABES. Ellas no te juzgarán. Su madre trabaja y hace lo imposible por estar presente. Es duro ser una madre prácticamente soltera. Necesitas intentar conseguir ayuda. Y date tiempo, respira. Los días sí pasan. Nunca contemples desaparecer porque les afectarías para siempre y tu no te lo perdonarías. Acuérdate de ésta frase, “infancia es destino”. El amor que les des, cuando puedes dárselos, les dará solidez y un ejemplo de una mujer luchadora y fuerte. Pronto crecerán, ya verás. Aquí estoy para lo que necesites. Un abrazo.

  30. Rocío

    Me sentí muy identificada con tus palabras, cansancio, abrumación y añoranza de lo que hubiera sido o “hemos renunciado”. Y también me siento mal agradecida porque tengo dos hijas sanas y varios amigos con tratamientos costosos y penosos por tener un bebé o algunos que tienen bebés con problemas y salen adelante. Mi propia madre me muestra lo fuerte que era sola y con tres hijos. Al intentar entender por qué, creo que la respuesta es la aceptación. Cuando siempre miras lo que pudo haber sido te cansas más porque todo se hace incluso más pesado. Si de por sí ya es abrumador, pensarlo lo hace aún peor. El primer paso es la aceptación de que esa es nuestra vida y que, de hecho, tiene muchas cosas buenas. Encontrar al menos tres horas semanales de soledad es necesario para las que tienen hijos y para todo el mundo. Pagado quizás, pero vale la pena, se lo merecen, lo necesitan y les hará bien a ustedes y a sus hijos. Y concienticen sus actos, descarguense con la almohada, tengan una amiga con la cual quejarse pero no se vayan a casa con esa vibra, luego de quejarse y desfogarse y antes de volver recuerden esos momentos de alegría, esas satisfacciones, esos encantos a veces sutiles, de ser mamá. Porque vendrán momentos en los que los arranques de los que leí, o explosionar con ellos, o incluso pegarles genere terribles consecuencias, en ellos que culpa no tienen. Ellos nos necesitan y somos quienes los protegen, en quien piensan cuando tienen miedo o por quien esperan ser rescatados. No podemos ser
    sus verdugos, sus monstruos, ya que les dejariamos abandonados emocionalmente en este mundo que se ve tan grande y terrorífico a sus ojos. Ganas no faltan de explotar, pero recuerdo que son solo niñas, que no lo hacen por fastidiar si no porque están explorando el mundo y forjando su personalidad. Y es mi deber no condenarlas. Y cuando estoy cansada, cansadísima, el saber que a pesar de todo, estoy dando lo mejor que puedo, me reconforta.

    • Debbie Chamlati

      Recuerda una frase, y recuérdala siempre: “infancia es destino”. Hoy tienes el poder de sembrar en ellos el amor que sabrán buscar y dar. Tus palabras son muy hermosas y creo que eres una mujer muy inteligente. Date tiempo… un día los extrañarás. Un abrazo!

  31. Brachi

    Muchísimas gracias por este texto, llegue aquí buscando *cansada de ser mamá* 😢 y es que siento todo lo que escribiste, a veces me pongo a imaginar que hubiese estado haciendo si no hubiese pasado esto, sería actriz, seguiría danzando, hubiese estado trabajando y viajando, etc etc, muchas veces me canso hasta de mi misma y de lo que me he convertido.

  32. Pamela

    Guauuu! Así me siento, tal cual. Enjaulada en mí maternidad. Se me hace tan difícil. Siento que tengo demasiadas responsabilidades. Cuando tenía una sola podía más, hasta estudiaba. Pero con la segunda pasé mal mí embarazo y dejé. No quería el embarazo, solo me resigné de que debía cuidarla. Obviamente la amo pero estuve algo deprimida y hoy ella es muy demandante, no me deja un segundo, trabajo muchas horas y no la culpo, seguro me extraña pero la estoy pasando mal. Y la mayor, pre púber se pone difícil. Estoy pensando pedir ayuda porque de verdad ya no las aguanto…solo demandas, caprichos, llantos, peleas, malas contestaciones. Son tiranas. Siento que no puedo más.

    • Debbie Chamlati

      ¿Qué ayuda te gustaría pedir? Cuénteme.

  33. Diana Nataly

    totalmente, pero cada dia es un nuevo inicio, yo tengo 2 hijos uno de ellos casi 5 años con autismo moderado y las cosas se vuelven mas dificiles, a veces siento que no naci para esto de ser mamà, pero cuando los tengo lejos los extraño mucho :(.
    pienso que necesito terapia o amigas pero ni para eso tengo tiempo

    • Debbie Chamlati

      Sí te ayudaría una terapia semanal. No es fácil ser mamá. De hecho es muy complicado y cansado. Tiene cosas hermosas que hace que todo valga la pena, pero definitivamente no es fácil.

  34. norma

    muchas gracias me ayuda comprender lo que me pasa pense que era la unica que pasa este proceso de ser madre ypasar cada dia un nuevo reto muchas veces resolviendolo como una adivinanza .,cuando estoy cansada…

    • Debbie Chamlati

      No, no eres la única. Gracias a ti por leerme y por tu comentario.

  35. Antonia

    Mis hijos son mayores, ya no son tan pequeños (17 y 12). La verdad es que el mayor lo padecí, quizás por estar excesivamente pendiente de él, y la pequeña la disfruté mientras tuve a alguien que llevaba la casa mientras yo trabajaba. Cuando me quedé sin trabajo (con 9 y 4) TODO me cayó. Antes la casa y su limpieza,incluida ropa me la hacían, después TODO fue para mí,lo que ya llevaba (medicos, compra, colegios, deberes, etc), y la casa.
    Pensé que me volvía loca. Yo recogiendo y TODOS tirando. Mi marido no ayudaba y al final su frase era que si la familia estaba mejor, yo me debía sacrificar. Pasé años amargada. Una cosa es que sean niños y otra la alegría con que tiran, destrozan, no comen, exigen, sufen buying, etc A mi hijo le quité un día todos los juguetes, ya que como le dije: fuí generosa al dártelos sin habértelos ganado.Si ahora los quieres los tendrás que ganar.Pero al final o no he sabido o va en su naturaleza: es desordenado y además irrespetuoso.Le ayudamos u orientamos pero no es agradecido. Nos responde mal y se piensa que estamos a su servicio.NO LE AGUANTO.PREFIERO NO HABLAR CON ÉL. Si nos equivocamos al no usar la expresión adecuada, se rie de nosotros. SERÁ MI HIJO,PERO ES UN IMBÉCIL.
    Y luego encima no sólo es su cuidado físico, sino el emocional: que tengan amigos, que sufen acoso, Y TODO PARA MÍ. Mi marido decía que él no podía hacer nada. TAN SOLA Y TAN INFELIZ.

    Y mi hija, mi amor de siempre, ahora en el incio dela adolescencia me contesta mal, y de ser una buena estudiante, pasa completamente y ahora me tengo que poner con ella a estudiar,para que no pierda el curso.PERO ESTOY MUY CANSADA,
    Además por problemas varios tiene que hacer terapia y yo tengo que seguir tirando de ella, Y DE LO MÍO, Y DE LA CASA, Y DE LO DE TODOS,
    Y encima medicen que es que siempre estoy enfadada. NO. ESTOY HARTA. JAMÁS HUBIESE TENIDO HIJOS SI HUBIESE SABIDO QUE ESTO ERA ASÍ. COMO SANGUIJUELAS que te chupan la vitalidad. Desagradecidos ante todo lo que haces por ellos.
    EN ESTE MOMENTO LES ODIO

    • Debbie Chamlati

      No te juzgo, no me atrevería. Te mando un abrazo fuerte. Gracias por escribirme y por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *