Adictos A Los Emojis

Emojis

A media fiesta de puras mujeres, se para la festejada para decir unas palabras a cada una de nosotras. Entre risas y bromas, una amiga dice: “¿Cuánto darías por tener emojis impresos para poder dar tu speech?”. Algunas se rieron, otras ni escucharon. Pero a mi, me pareció fabulosa la idea. Increíble. Y es que es real, que ya estamos tan acostumbrados a la comunicación virtual e informal, que vivimos transmitiendo sentimientos con gestos ilustrados a la medida de nuestras emociones. A veces “decimos” más de lo que realmente sentimos, pero no importa, considerando que es mensajito, todo se vale.

Tienes el celular en una mano, mientras con la otra agarras tu té caliente. Recibes un recado, dejas el té, y lo checas. Tu amiga te escribe “que tal este video, me maté de la risa risa” …lo ves, y no te saca ni media risa, pero escribes “jajajaja buenísimoaplauzosaplauzosaplauzosaplauzos , no me paro de reir “. Total que ella no te puede ver y no sabe que estás más seria que antes de ver el video.

Después tu mamá te escribe “estuvo horrible sorpendido-manos “. Y tu le contestas “ya séllorando2llorando2” (Obvio no estás llorando en realidad). Tu mamá contesta “beso-corazon a mis niñosporfaspor-favor “. Y terminas la conversación con un “guiño gracias “.

Más tarde, tu esposo…”Qué onda, ¿me extrañaspuño?”, y contestas “ojos-corazones“, y te dice “llego tardelágrima “, y le escribes “ojos-sorprendidosenojo???” y pone “chamba, sorry beso-corazon“, y contestas “manita-arriba

¡LISTO!

Y así, unas cuarenta veces al día. Con la secretaria, la amiga, la vecina, el socio, la nana, el cliente, tu hermano, etc. Hablar por teléfono ya es un lujo que solo algunos reciben y dan. Ahora creemos que podemos tener relaciones enteras por chat. Conocernos perfectamente con emojis que digan cuando estamos enojados, contentos, tristes, sorprendidos, etc.

Entonces esta idea se me hizo maravillosa. Imagínate que todos tendríamos unas pequeñas tarjetas con emojis impresos. Así, en conversaciones personales que no puedes evitar (porque finalmente seguimos teniendo que socializar fuera del celular), te apoyas de éstas para transmitir una idea más clara de lo que sientes (o debes estar sintiendo).

Estarías en la cena con amigas y dices, “les tengo que contar algo… (y sacas tu emoji de mano-1), pero no le pueden contar a nadie”. Ellas contestan “obvioooo (sacando su emoji mano-2)”. “Ok, pues estoy embarazadaaaaaa (con tu emoji mano-3) y son gemelos… (sacas tarjetamano-4 )” Y todas gritan “nooooooo” y sacan sus tarjetas al mismo tiempomano-grande .

Obviamente esto es una ironía, pero sí es una realidad que el cambio de comunicación que hemos tenido con los chats es enorme. Una vida virtual “acercando a los lejanos, alejando a los cercanos.” He oído esa frase un millón de veces. Y sí, es cierta, pero ya estamos totalmente perdidos y adictos a este mundo. Ya no hay forma de dejarlo. Lo que sí podemos hacer, es entender que eso no debe suplir las relaciones físicas. Sigue siendo más valioso un beso real, donde puedas abrazar, oler y decir “te quiero” al mismo tiempo. Sigue siendo más valioso una tarde entre dos amigas donde puedan llorar y agarrarse la mano sin tener que poner dibujitos en un chat. Mientras tanto, seguiremos divirtiéndonos con estos gestos que supuestamente representan lo que vamos sintiendo. Mientras tanto, también, seguiremos perdidos en estas olas tecnológicas que cada vez nos llevan más y más lejos.

*Fotografía de Emoji Keyboard de People.com

3 Comments

  1. Margie

    completamente de acuerdo!

  2. Raquel

    Buenísimo y muy ingenioso!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *